De apocalípticos e integrados

No, no me voy a referir al libro de Umberto Eco que me tocó leer y estudiar en la carrera. Aunque un poco esta columna vaya de eso, de visiones divergentes ante una realidad, la movilidad presente y venidera que está generando filias y fobias, y del papel que tiene la comunicación para divulgar, dar a conocer, ayudar a que el gran público pierda miedos, a lograr una conciliación, una inclusión entre modos de transporte, sin excluir a nadie ni a nada, algo que de primeras, la Ley de Movilidad Sostenible que debe aprobarse próximamente ya categoriza y prioriza a favor de unos y poniendo al final de la lista a otros.

Nadie niega que caminamos hacia un futuro que debe buscar las mínimas emisiones. El fin está ahí, pero lo que tampoco podemos es priorizar hacia formatos concretos desde el legislador, rompiendo la neutralidad tecnológica. El camino para la tecnología tiene que estar abierto y nunca cerrar puertas al ingenio humano o las posibilidades de la técnica.

Históricamente, la norma ha ido detrás de la tecnología para regular su uso de la mejor manera posible para la sociedad -pienso ahora en la de moda AI, por ejemplo-. “Es la primera vez que se impone el cambio tecnológico a través de la regulación”, nos decía hace poco la eurodiputada Susana Solís refiriéndose a la eliminación de los motores de combustión en el año 2035. ¿Resultado en estos momentos? Datos de ventas y de parque de vehículos eléctricos, muy lejos de las optimistas previsiones o deseos políticos, aquí y en los grandes europeos.

Las causas de esta evolución peor de lo esperado o deseado de cara a la electrificación sonarán: precios caros de los vehículos, falta de puntos de recarga operativos, autonomías en modo eléctrico lejanas de las de los motores de combustión, pérdida de dosis de confort frente a las soluciones tradicionales… se ha obviado la necesidad desde los legisladores de un plan estructural asociado a una obligatoria y progresiva transición camino de esas emisiones cero -o mínimas-.

Teniendo, como tenemos, un parque móvil con una media de 14 años resulta difícil que alguien que tiene que cambiar de vehículo, achatarre su gasolina o diésel y dé el paso a algo tan “futurista” como un vehículo enchufable. Y aquí es donde la comunicación tiene su sentido más pleno. Expliquemos qué son las nuevas tecnologías, cómo funcionan, qué beneficios aportan al usuario… pero nunca intentemos imponerlas.

La realidad es que la tecnología enchufable no es apta para todos los públicos cuando el 70 por ciento de nuestros coches duermen en la calle sin posibilidad de carga personal en casa, cuando hay todavía conductores que realizan muchos kilómetros, cuando no existen coches eléctricos asequibles de verdad, cuando las ayudas públicas tardan como poco año y medio en cobrarse, cuando el 25 por ciento de los postes instalados simplemente no funcionan por autorizaciones administrativas, cuando no hay uniformidad en las aplicaciones de las zonas de bajas emisiones en nuestras ciudades …

Mientras tanto, sí hay soluciones intermedias que pueden ayudar a que el gran público se vaya acostumbrando a esas soluciones finales 100% eléctricas y que ya suponen un ahorro de emisiones considerables frente a sus vehículos viejos. Son soluciones transitorias, pero perfectamente válidas y que deben permitir que vayamos reduciendo progresivamente las emisiones, que debería ser lo lógico, no querer lograr la victoria en un único asalto. Del mismo modo que, y sigo usando símiles pugilísticos, si queremos ganar por KO, da igual que sea mediante un efectivo crochet, un gancho o un derechazo, haciéndolo extensivo a electrificación, hidrógeno o nuevos combustibles neutros en emisiones. O casi mejor, lo más efectivo es siempre un combinado de golpes para echar a la lona al adversario de las emisiones.

Mientras, el usuario duda, no tiene certezas, ni regulatorias ni de tecnología adecuada para sus necesidades y posibilidades. Y aquí el entorno de la comunicación debe jugar el papel que se le espera, el de informar y formar, sin sesgos partidistas para que la partida medioambiental la ganemos todos, pero de una manera ordenada, sin prisas, pero sin pausas.

Mobilitas

Del mismo modo que debemos ayudar al usuario, debemos y podemos ayudar a las empresas a comunicar cómo estos nuevos productos buscan un mundo mejor en forma y fondo a partir de procesos en fabricaciones, uso por el usuario y reutilización final. Y, por último, también desde esta posición privilegiada comunicativa, podemos y debemos ayudar a las Administraciones ya que la nueva movilidad hay que «vendérsela» al ciudadano porque implica pérdida de confort, porque va a ser más cara… Así lo ha entendido Atrevia como agencia generando su división Mobilitas para intentar ayudar a todos los actores implicados en esta transición camino de ese mundo más sostenible que nadie niega, pero siempre que apliquemos criterios sostenibles a nivel económico y laboral.

La realidad es que el mercado se resiente, y una industria que supone cercad del 12% del PIB de nuestro país empieza a estar en alerta roja para adjudicarse nuevos proyectos y mantener o reforzar cantidad y calidad de los empleos directos o indirectos. Este problema no es solo español, es europeo, y corremos el riesgo de descapitalizarnos industrialmente ante otros actores que avanzan sin piedad.

Las nuevas elecciones europeas de junio pueden suponer que nos enganchemos otra vez al tren del mundo que avanza en lo económico/industrial/tecnológico o que nos quedemos relegados a un papel secundario en el panorama mundial y que tendrá consecuencias sociales posteriores. El futuro continental está en juego y nosotros -instituciones, empresa- debemos a contarlo y explicarlo.

Newsletter Serendipia

Mantente al tanto de toda la actualidad ATREVIA y las tendencias del mundo de la comunicación
Suscríbete

Dónde estamos

España Portugal Bruselas Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Ecuador México Uruguay Panamá Paraguay Perú República Dominicana

Madrid

C/ Arturo Soria, 99

28043 - Madrid

Tel. (+34) 91 564 07 25

madrid@atrevia.com

Cuéntanos

Barcelona

Trav. de les Corts, 55

08028 - Barcelona

Tel. (+34) 93 419 06 30

barcelona@atrevia.com

Cuéntanos

Valencia

C/Cirilo Amorós, 68

46004 - Valencia

Tel. (+34) 96 394 33 14

valencia@atrevia.com

Cuéntanos

A Coruña

Avenida de Buenos Aires, 5-6

15004 - A Coruña

Tel. (+34) 881 255 363

galicia@atrevia.com

Cuéntanos

Lisboa

Avda. da Liberdade, 157

1250-141 - Lisboa

Tel. (+351) 213 240 227

lisboa@atrevia.com

Cuéntanos

Oporto

Rua de Costa Cabral, 777 A

4200-212 - Porto

Tel. (+351) 933 461 279 / (+351) 92 672 82 92

porto@atrevia.com

Cuéntanos

Bruselas

Rue de Trèves 49-51 à 1040

Etterbeek - Bruselas

Tel. (+32) 2511 6527

bruselas@atrevia.com

Cuéntanos

Buenos Aires

Moreno 502

Ciudad Autónoma de Buenos Aires - CAPITAL FEDERAL

argentina@atrevia.com

Cuéntanos

Santa Cruz

Santa Cruz - Bolivia

Tel. (+591) 67155444

bolivia@atrevia.com

Cuéntanos

São Paulo

Av. Ibirapuera, 2120, Cjto. 134

São Paulo – Brasil

Tel. (+55) 11 000718080

brasil@atrevia.com

Cuéntanos

Santiago

Alcantara 200 304

Las Condes Santiago - Chile

Tel. Las Condes Santiago - Chile

chile@atrevia.com

Cuéntanos

Bogotá

Cra 15 # 88-21. Torre Unika Virrey. Oficina 602

Bogotá - Colombia

Tel. (+57) 3506614527

bolivia@atrevia.com

Cuéntanos

Quito

Avda. Amazonas 3123 y Azuay. Edificio Copladi. Piso 8

Quito - Ecuador

Tel. (+593) 987164389

ecuador@atrevia.com

Cuéntanos

Guayaquil

Edificio Sky Building. Oficina 423

Ciudadela Bahía Norte Mz 57 - Guayaquil

Tel. (+593) 987164389

ecuador@atrevia.com

Cuéntanos

Ciudad de México

Enrique Wallon 414. Piso 2. Col. Polanco V sección, Alc. Miguel Hidalgo

11580 - Ciudad de México

Tel. (+52) 55 5922 4262

mexico@atrevia.com

Cuéntanos

Montevideo

Carlos Federico Saez 6438

11500 - Montevideo

Tel. +598 2600 4550

uruguay@atrevia.com

Cuéntanos

Panamá

Banistmo Tower. Planta 10. Aquilinio de la Guardia St.

Marbella - Panamá

panama@atrevia.com

Cuéntanos

Asunción

Capitán Solano Escobar 294

Asunción - Paraguay

paraguay@atrevia.com

Cuéntanos

Lima

Av. Camino Real Nº456 Oficina 1003-1004

Torre Real, San Isidro - Lima

Tel. (+51) 652-2422

peru@atrevia.com

Cuéntanos

Santo Domingo

Regus Santo Domingo. Roble Corporate Center. Planta 7

Rafael Auusto Sánchez 86, Piantini – Santo Domingo

rd@atrevia.com

Cuéntanos