Cinco consejos en gestión de social media para organizaciones sin ánimo de lucro


Apoyar la estrategia de comunicación en los social media no es una decisión descabellada para las organizaciones benéficas, al fin y al cabo, éstas son organizaciones buscan beneficios sociales. Una buena acción conseguirá que el objetivo de la ONG sea conocido por el mayor número de gente posible, procurando así participación, seguimiento y compromiso de éste.

Gavin Hammar enumera en Social Media Today, cinco consejos para que las organizaciones no lucrativas tengan en cuenta a la hora de elaborar una estrategia en medios online.

1. Conoce «tu base»

Se trata de los primeros interesados en tu causa y que actuaran como promotores de ella. Es adecuado realizar una primera búsqueda en Internet para dar con aquellas personas que puedan promover el objetivo de la ONG dándole más visibilidad en la red.

2. Pedir a los participantes

Una vez que se han identificado los potenciales interesados en la causa, hay que pedirles “movimiento”. La multitud de redes sociales que permiten una gran diversidad de mensajes, ayudarán a la organización a compartir su mensaje de una forma amplia.

3. Mantener todo junto

Aunque la empresa tenga perfiles en diferentes redes sociales, todos estos deben transmitir una imagen unificada. Desde la página corporativa de la organización se ha de poder acceder a todos los perfiles sociales de ésta. A su vez, la información debe ser completa y mostrar sin lugar a dudas a quien pertenece el perfil. Podría decirse, que es de obligado cumplimiento tener un perfil en Facebook, Twitter y Google plus, pero no hay que limitarse a ellos. Existen multitud de redes sociales y las hay que cada vez cobran más importancia como Pinterest o Tumblr.

4. Olvida pedir fondos

Utilizar las redes sociales como un mero medio para pedir fondos es una pérdida de tiempo. Las redes sociales son mucho más efectivas promoviendo acciones y generando interés, de esta forma el dinero llegará de forma natural.

5. Monitoriza tus perfiles

Un seguimiento de los espacios de la ONG en redes sociales, facilitará una imagen del efecto que están teniendo las acciones de ésta. Para ello es adecuando ayudarse de aplicaciones que proporcionen estos datos, tales como Buffer o Bitly, o las propias estadísticas de las páginas de Facebook. De esta forma se puede saber en que se está fallando y que funciona bien.


admin

Déja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

WordPress Video Lightbox Plugin

Send this to friend