Si algo es peligroso, aburrido y se puede automatizar; lo harán las máquinas

Hace pocas semanas tuve la suerte de acudir a una muy interesante charla en la que se estuvo hablando sobre cómo la llegada a las empresas de los robots y de la inteligencia artificial iba a incidir en el empleo en los próximos años.

Si bien los ponentes -profesores universitarios, emprendedores y freelancers casi todos- estuvieron explicando que la mayoría de los empleos que pueden verse destruidos a causa de la robotización van a tener que ver con tareas sin valor, no pudieron ponerse de acuerdo en cuáles eran las llamadas “tareas sin valor” más allá de las genéricamente denominadas como “rutinarias”.

Esto me llamo mucho la atención y más aún cuando animaron a los asistentes a reflexionar sobre cuáles de las tareas que cada cual ejecuta a diario en su trabajo podrían automatizarse. La reflexión no es casual ya que –según sus vaticinios- si alguna tarea de las que desempeñamos a diario, la puede hacer una máquina, acabará haciéndolo más pronto que tarde. Esto va a ser así porque, además de hacer todas sus tareas de forma perfecta, las máquinas no se agotan, no solicitan aumentos salariales, no tienen un ego que alimentar y pueden operar sin descanso 24:7 con una eficiencia del 100%.

Pero bajemos esto al terreno de lo concreto, aunque sea a modo de reflexión-ficción. Partamos de la premisa/ítem “tarea rutinaria”, ¿la conducción de un autobús podría interpretarse como tarea rutinaria? Podría ser, ¿no? Si bien es una ocupación que requiere de toda la atención del conductor, podría entenderse como algo rutinario por cuanto tiene de repetitivo. Visto que los coches conectados y los autónomos parecen cada vez más cosa de un futuro próximo y el tiempo de latencia tendente a cero que proporcionan las nuevas tecnologías y materiales podrían abrir la puerta a que los vehículos se puedan desplazar de forma autónoma con un comportamiento operativo del 100% sin fallos, esto podría ser una realidad en breve, pero ¿estamos preparados para que los vehículos ya no necesiten conductor en ningún caso?

Sigamos con una reflexión en cadena imaginando el futuro. Los coches ya no requerirán de humanos para el desplazamiento de personas, lo que en algún momento ocasionará que la capacitación para conducir –por innecesaria- ya no sea precisa, lo que conllevará que las autoescuelas sean prescindibles y desaparezcan.

Éste será un punto de inflexión, que tal vez veamos los que estamos aquí ahora. Pero sigamos reflexionando…Si las autoescuelas desaparecen…Ya no es que desaparezca un negocio y puestos de trabajo, es que los humanos perderemos la opción de aprender a conducir y necesitaremos ponernos en manos de vehículos automáticos, autónomos y conectados toda vez que necesitemos desplazarnos. Este es un escenario tal vez impensable hoy, pero plausible si continúan abriéndose paso tecnologías que ya están inventadas…En un corto espacio de tiempo el desplazamiento de humanos podría depender exclusivamente de las máquinas.

Conceptos como el placer por la conducción podrían ir desapareciendo en beneficio de nuevos negocios que den el servicio de conducción por un pequeño coste al mes, o como pago por servicio.

Hacer planes de vacaciones podría acabar incluyendo la contratación de un coche autónomo que venga a buscarnos a la puerta de nuestra casa y nos lleve de forma eficiente a nuestro lugar de destino, afectando –en paralelo- a puestos de trabajo propios de la industria del turismo, como las empresas de transporte de viajeros… ¿Cómo afectará esto al mundo del taxi?… ¿Y a las empresas del motor? Cabe hacerse la siguiente pregunta…Si todos los coches acaban siendo autónomos, ¿por qué comprar uno para tener que invertir en su mantenimiento, si se puede contratar un servicio de alquiler por uso, cuando se necesite y donde se necesite y además cambiar de vehículo y de prestaciones? Alguien deberá controlar el buen funcionamiento de esos vehículos autónomos, o –cuando menos- gestionar el control de las máquinas que ‘vigilan’ que los coches autónomos vayan de modo eficiente a donde se les pide que vayan y no a otro sitio. Estamos ante un futuro que anima a pensar que tal vez el primer “robot” de uso particular no tenga por nombre C3-PO, ni R2-D2, tal vez se llame Delorean-3000, o Fiat-9000 y sea quién nos lleve de forma segura a donde le indiquemos.

Si bien esto puede inquietar, también es cierto que en esta reflexión se cumple lo vaticinado por los ponentes de la charla a la que asistí…La propia incorporación de la tecnología que va a ser la destructora de ciertos puestos de trabajo, también va a ser la creadora de nuevos puestos que aún se desconocen y que van a necesitar una capacitación tecnológica que va a requerir de la preparación de la población activa.

Según explicaba uno de los participantes en la charla, las leyes de la robótica de Asimov ya son otras, la nueva ley de la robótica explica que si algo es peligroso, aburrido y se puede automatizar, lo harán las máquinas.

Newsletter Serendipia

Mantente al tanto de toda la actualidad ATREVIA y las tendencias del mundo de la comunicación
Suscríbete

Dónde estamos

España Portugal Bruselas Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Ecuador México Miami Panamá Paraguay Perú República Dominicana

Madrid

C/ Arturo Soria, 99

28043 - Madrid

Tel. (+34) 91 564 07 25

madrid@atrevia.com

Cuéntanos

Barcelona

Trav. de les Corts, 55

08028 - Barcelona

Tel. (+34) 93 419 06 30

barcelona@atrevia.com

Cuéntanos

Valencia

C/Cirilo Amorós, 68

46004 - Valencia

Tel. (+34) 96 394 33 14

valencia@atrevia.com

Cuéntanos

A Coruña

Avenida de Buenos Aires, 5-6

15004 - A Coruña

Tel. (+34) 881 255 363

galicia@atrevia.com

Cuéntanos

Lisboa

Avda. da Liberdade, 157

1250-141 - Lisboa

Tel. (+351) 213 240 227

lisboa@atrevia.com

Cuéntanos

Oporto

Rua de Costa Cabral, 777 A

4200-212 - Porto

Tel. (+351) 933 461 279 / (+351) 92 672 82 92

porto@atrevia.com

Cuéntanos

Bruselas

Rue de Trèves 49-51 à 1040

Etterbeek - Bruselas

Tel. (+32) 2511 6527

bruselas@atrevia.com

Cuéntanos

Buenos Aires

Moreno 502

Ciudad Autónoma de Buenos Aires - CAPITAL FEDERAL

argentina@atrevia.com

Cuéntanos

Santa Cruz

Santa Cruz - Bolivia

Tel. (+591) 67155444

bolivia@atrevia.com

Cuéntanos

São Paulo

Av. Ibirapuera, 2120, Cjto. 134

São Paulo – Brasil

Tel. (+55) 11 000718080

brasil@atrevia.com

Cuéntanos

Santiago

Alcantara 200 304

Las Condes Santiago - Chile

Tel. Las Condes Santiago - Chile

chile@atrevia.com

Cuéntanos

Bogotá

Cra 15 # 88-21. Torre Unika Virrey. Oficina 602

Bogotá - Colombia

Tel. (+57) 3506614527

bolivia@atrevia.com

Cuéntanos

Quito

Avda. Amazonas 3123 y Azuay. Edificio Copladi. Piso 8

Quito - Ecuador

Tel. (+593) 987164389

ecuador@atrevia.com

Cuéntanos

Guayaquil

Edificio Sky Building. Oficina 423

Ciudadela Bahía Norte Mz 57 - Guayaquil

Tel. (+593) 987164389

ecuador@atrevia.com

Cuéntanos

Ciudad de México

Enrique Wallon 414. Piso 2. Col. Polanco V sección, Alc. Miguel Hidalgo

11580 - Ciudad de México

Tel. (+52) 55 5922 4262

mexico@atrevia.com

Cuéntanos

Miami

Brickell Key Drive 602

FL 33131 - Miami

usa@atrevia.com

Cuéntanos

Panamá

Banistmo Tower. Planta 10. Aquilinio de la Guardia St.

Marbella - Panamá

panama@atrevia.com

Cuéntanos

Asunción

Capitán Solano Escobar 294

Asunción - Paraguay

paraguay@atrevia.com

Cuéntanos

Lima

Av. Camino Real Nº456 Oficina 1003-1004

Torre Real, San Isidro - Lima

Tel. (+51) 652-2422

peru@atrevia.com

Cuéntanos

Santo Domingo

Regus Santo Domingo. Roble Corporate Center. Planta 7

Rafael Auusto Sánchez 86, Piantini – Santo Domingo

rd@atrevia.com

Cuéntanos