Esther Benito

La comunicación corporativa conecta, mueve a la acción y enamora si los contenidos son veraces, directos y transparentes. La empresa debe articular un discurso coherente y sustancial, una voz propia que la diferencie y la posicione como referente. “La comunicación corporativa no es lo que escribimos o lo que comunicamos externamente; es todo lo que somos y lo que hacemos”. Con esta frase le resumía uno de nuestros clientes a su hija pequeña lo que su empresa entiende por comunicación…