Elecciones legislativas Portugal 2019


El 6 de octubre de 2019 se celebraron las elecciones legislativas en Portugal. Los resultados, sin contar con los votos emitidos desde fuera de Europa (los cuales aún están pendientes de escrutinio), en comparación con los de 2015, son los siguientes:

Nuevos partidos

El rasgo característico de estas elecciones es la polarización del electorado y la correspondiente fragmentación del cuadro parlamentario. Han surgido tres partidos nuevos: CHEGA, la Iniciativa Liberal, y LIVRE.

CHEGA (“Ya Basta” en portugués) y la Iniciativa Liberal se presentan como fenómenos relativamente desconocidos. El primero, un partido unipersonal, trae por primera vez al Parlamento una agenda más “radical” que la habitual en el panorama portugués. No cabe aún desconsiderar la posibilidad de que el discurso se atenúe con el paso del tiempo, sobre todo por el hecho de que su líder sea un disidente del PSD. La Iniciativa Liberal, a su vez, surge sobre una retórica liberal desde el punto de vista de la economía, y pretende ocupar el espacio vacante de la líder saliente del CDS-PP.

LIVRE comienza ya a ser un habitué. Esta fue la tercera vez que el partido se presenta a las elecciones. Liderado por Rui Tavares, antiguo diputado y disidente del BE, intentará, a través de la elección de su representante, contrastar con CHEGA a través de su agenda liberal, y fomentar la creación de puentes entre varios partidos de izquierda. A pesar de no haber sido electo en 2015, fue a través de LIVRE y de Rui Tavares que surgió públicamente por primera vez la idea de una coalición de toda la izquierda portuguesa– lo que posteriormente se materializó como la “geringonça”.

Ya que el requisito mínimo para la constitución de un grupo parlamentario es de 2 diputados, ninguno de los dos nuevos partidos podrá constituir su propio grupo parlamentario. En cambio, PAN, al haber pasado de 1 a 4 diputados, podrá por primera vez constituir un grupo parlamentario, y así participar en las sesiones de conferencia de líderes, durante las cuales se debate la agenda y orientaciones del trabajo de la Assambleia da República (Congreso portugués).

Izquierda y Derecha

Los resultados demuestran un refuerzo de la representación del centro-izquierda (PS) y una relativa estabilidad electoral de los partidos de izquierda (BE y CDU). El PS fue el único capaz de capitalizar en número de votos la forma de gobierno de los últimos 4 años. Mientras que el BE mantuvo sus valores en la votación, el CDU descendió en votos. Estos resultados contextualizan el discurso post-electoral: el BE moderó su discurso dos días antes y declaró estar disponible para un nuevo compromiso parlamentario. El CDU, en cambio, afirmó a través de su líder que la formula anterior llegó a fin, y que votarán caso por caso en el Parlamento portugués.

Por otro lado, cabe destacar la reducción de la base electoral de los partidos de centro-derecha (PSD y CDS-PP). Desde luego, el conjunto de la derecha (PSD y CDS-PP) no alcanza el número de diputados del PS. De hecho, la líder del CDS-PP, que desde siempre ha intentado conciliar las facciones internas liberales y conservadoras, ya presentó su dimisión, y se prevé que a continuación, elijan un líder con orientación más conservadora.

El PSD, a pesar de menor que en 2015, obtuvo un resultado superior al esperado. Su líder, Rui Rio, planteó dudas respecto a su continuidad, que no sólo dependerá de presiones internas, a pesar de haber sido apoyado por las personalidades históricas del partido, sino también y principalmente por el seguimiento de los resultados electorales dado por el líder del Partido Socialista, António Costa. El líder del PSD tendrá que buscar garantías para su espacio de actuación en la próxima formulación de gobierno. Algunos analistas defienden que el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, que ahora tendrá que nombrar al nuevo Parlamento, no dejará de ejercer presión en nombre del PSD, bajo pena de aumentar el número de disidencias en su partido, y de desagradar al partido “tapón” per se de la radicalización de la derecha en Portugal.

Futura Fórmula Gobernativa

El PS cosechó los frutos de los últimos 4 años. El poco electorado que perdió a favor del BE o del CDU, lo recaudó en mayor proporción entre el PSD y el CDS-PP:

La estrategia de Costa fue sorprendente. Cuando se pensaba que reduciría el número de socios de coalición a medida que aumentaba su apoyo electoral, en el discurso post-electoral pidió una gran coalición de izquierda, ahora con LIVRE y PAN. Esta expansión podría significar varias cosas, la mayor parte de ellas implícitas al elector. Representa, desde luego, una inversión de la carga de responsabilidad para los partidos a la izquierda del PS.

El PS tendrá 5 partidos con los cuales negociar en la Assambleia da República. Si eligiese 106 diputados, algo que ya se prevé, necesitaría como mínimo 10 para constituir una mayoría absoluta. La misma podrá ser conseguida o con acuerdos puntuales con todos los partidos de izquierda, acuerdos con el BE o el PCP, o la abstención de cualquiera de estos.

Próximos pasos

La Assambleia da República comenzará sus sesiones después de que la Comissão Nacional de Eleições publique en el Jornal Oficial (BOE portugués) la lista de diputados electos. Es decir, a finales de octubre.


Carlos Lopes

Máster en Relaciones Internacionales y Estudios Europeos y Filosofía. Empezó su carrera profesional en la Comisión Europea en Lisboa, antes de dedicarse a la consultoría en Bruselas. Antes de unirse al equipo de ATREVIA como consultor de Asuntos Públicos, colaboró como asesor político en la Delegación de la Unión Europea en Vietnam.

Déja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

WordPress Video Lightbox Plugin

Send this to friend