Vuelta al cole


El mes de septiembre, la vuelta al cole, no tiene por qué ser tormento; también nos presenta nuevas oportunidades en especial en el mercado laboral.

El fin del verano no sólo lo marca el calendario; además nos lo recuerda los anuncios de la tele para empezar a hacer infinidad de colecciones, el cambio de las fotos del perfil de WhatsApp que dejan atrás ya las paradisiacas playas, o el tráfico que cada día aumenta por la mañana.

El próximo mes simboliza un punto de inflexión para muchas cosas, no sólo en lo referente a nuevos hábitos y propósitos, sino también afecta a una nueva realidad laboral propiciada por la toma de decisiones post vacacionales para afrontar nuevos proyectos o bien superar con éxito el cierre del año.

Se nos ofrece entonces un escenario donde podemos acceder y participar en procesos de selección donde la comunicación juega un papel decisivo.

Por comunicación no sólo me refiero al CV escrito que debe reunir las características necesarias para poder convencer a la primera en una lectura rápida, sino también influye el perfil en Redes Sociales,  las conversaciones en que hayamos generado en estos canales y,  cómo no, la comunicación presencial cara a cara en una entrevista.

Resulta evidente que es imposible NO comunicar; todo lo que hacemos se refleja en nuestra comunicación verbal y no verbal, por lo que debemos tener previsto cómo vamos a manejar la comunicación para lograr nuestros objetivos.

Comparto algunos consejos que nos pueden ayudar a utilizar correctamente nuestra actitud comunicativa en una entrevista de trabajo.

  • Prepárate: conoce la empresa y sus necesidades.
  • Prepárate II: ensaya las respuestas adecuadas que describan tu trayectoria, pero ten cautela y sé previsor; imagina también hasta la peor de las preguntas que podrían hacerte.
  • Una imagen vale más que mil palabras. Cuida la forma de vestir y el saludo inicial. Los primeros segundos son críticos para formar una opinión sobre cualquier persona.
  • Escucha mucho: escucha con tus oídos y con tu cuerpo.
  • Sonríe amablemente. Más batallas se han ganado con una sonrisa que con la espada.
  • Mira a los ojos.
  • Piensa con precisión. Reflexiona antes de contestar. Recuerda que la respuesta de tu interlocutor puede ser su primera preocupación.
  • No abrumes con mucha información. No es necesario que demuestres todo lo que sabes. La locuacidad puede penalizarte.
  • Al finalizar, agradece el tiempo que te han dedicado y cuida la despedida.
  • Mantén el contacto posterior; un email puede ser tu aliado para mostrar de nuevo tu interés.

Elena de la Mata

Estudié Ciencias de la Información en la Universidad Complutense, rama periodismo, y soy técnico en protocolo por la Cámara de Comercio de Madrid. Estoy en ATREVIA desde 1999, primero asumiendo la dirección del área de formación durante más de 6 años y más recientemente el área de marketing durante tres años. Ahora soy responsable de eventos.

Déja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

WordPress Video Lightbox Plugin

Send this to friend