Cómo contar historias que se entiendan como nosotros queremos


Comunicar no es fácil sobre todo cuando se pretende que el receptor perciba un mensaje claro de lo que estamos diciendo. Para Elisabeth Mcguane (redactora en el blog A List Apart) nunca se percibe la realidad tal y como se compone, por ello es tan difícil conectar directamente con el público. La mayoría de la gente no lee por completo lo que escribimos. Para conseguir esta apreciada conexión es necesario crear inferencias sólidas. Se entiende por inferencia, la interpretación que realiza la mente de una expresión lingüística. Elisabeth Mcguane pone el siguiente ejemplo, si escribimos: “Jess se compró un bikini”, entendemos que Jess es una mujer. Por lo tanto si pretendemos que nuestro público realice las inferencias correctas, es decir, entienda lo que nosotros queremos, necesitaremos conocerlo. Ya que en estas inferencias se producen a partir del conocimiento de las palabras, la relación de la información y el conocimiento que se tiene del mundo.

Hay que planificar, por tanto como conectará la gente la información que ya posee con la que nosotros les facilitamos. Para ello hay que pensar en nuestro público como interlocutores, como individuos. Hay que tener en cuenta cómo y qué entenderán de lo que les estamos comunicando. Como es obvio en la comunicación on-line hay que tener en cuenta estas características. Internet, permite que se añadan enlaces que aclaren lo que se quiere comunicar. Pero también hay que adaptarse a la herramienta mediante la que nos comunicamos, no se escribirá lo mismo en un tweet que en una publicación en Facebook o una actualización en un blog.

Imagen: andresfox


Redaccion

Déja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

WordPress Video Lightbox Plugin

Send this to friend